Onibaba: el hoyo y la máscara


La primera vez que el público occidental quedó unánimemente sorprendido (y desde entonces entusiasmado) por el cine de terror japonés, ocurrió con “Oni baba” (1964) de Kaneto Shindo. De una cinematografía todavía poco explorada surgía este relato de represión sexual contado con espeluznantes metáforas. Un gran hoyo oscuro en la tierra, presente desde tiempos remotos, una máscara de demonio y dos mujeres miserables en un paraje desolado, son los escasos elementos de esta sombría fábula.

En el Japón medieval las dinastías que se disputan el poder han hundido el país en una guerra de escala apocalíptica. En una tierra poblada por una maleza de largos juncos, dos mujeres, suegra y nuera, sobreviven asesinando soldados perdidos para cambiar sus armaduras por comida. Los cuerpos son echados en un hoyo, tan profundo que la oscuridad domina en él. En esta comarca de agricultores ya no quedan hombres, todos han sido enrolados, incluyendo al esposo/hijo del que estas mujeres esperan retorno. Un día llega Hachi, un vecino, que les reporta la muerte de su pariente. Desertor de la guerra y sin perspectivas, Hachi decide aprovechar el tiempo y seduce a la nuera. Ambos distrutan de una euforia sexual que florece en medio de la muerte y la miseria. La suegra no puede con la envidia. Se ofrece a Hachi y es rechazada. La vieja, sin fuerzas para sobrevivir sola, teme además quedarse sin compañera para matar a los soldados. Una noche un samurai desertor, que lleva una máscara de demonio, se pierde en el campo de juncos. Obliga a la vieja que le indique el camino y ésta lo conduce al hoyo. La suegra recupera la máscara y la utiliza para espantar a su nuera cada vez que huye para encontrarse con su amante. La mujer aterrorizada pasa toda la noche en casa, temblando por historias de demonios que torturan a los lujuriosos en el infierno. Pero la vieja pronto se enterará que la máscara tiene funestos poderes.


El título “Oni baba” significa demonio en forma de anciana. Su principal inspiración está en las fábulas clásicas para provocar miedo. Relatos que pintan una realidad poblada por dioses, hombres y demonios, y donde la superstición es aleccionadora. Con esta inspiración combinada con ideas más modernas, “Oni baba” es una suerte de metáfora sobre el ser humano como Dios y Demonio de sí mismo. La sexualidad contrapuesta con el miedo a la muerte.

Los críticos se han preguntado que puede significar el símbolo del hoyo y se han dado variedad de respuestas. La pasión sexual representada por una suerte de “vagina planetaria”, la creencia ancestral de puntos de comunicación con el mundo de los espíritus, las trampas del capitalismo (!), una metáfora acerca de la depravación moral y el caos social en tiempos de guerra y, naturalmente, el fin que nos iguala a todos, la muerte. ¿Qué pienso yo? He quedado tan impresionado con el razonamiento de estos críticos que sólo quiero ver la película de nuevo.


Cómo conseguirla
"Oni baba" es una película bastante
conocida que no podía estar ausente
en el Emule. Los subtítulos también
están disponibles.
Descargar película: Enlace Ed2k
Descargar subtítulos: Enlace Ed2k

8 comentarios:

Rosenrod dijo...

¡Qué joya me has descubierto, caballero!

Eternamente agradecido (una vez más)...

Raquel dijo...

Acabo de descubrir que el terror oriental no se limita a The Ring y similares, como casi todo el mundo piensa.
Muy bueno tu blog.

Alma dijo...

Que rabia por no tener la MULA... Mi conexion a internet me lo impide (Creo que ya te había dicho eso... jejejeje)
Hace tanto tiempo que no paso por acá Andres... Entrar a mi blog después de tanto tiempo fue como haber recuperado mi casa abandonada... Ahora estoy arreglando los techos llenos de goteras y sacando el polvo por montones...
La película se ve buena, especialmente porque los asiáticos tienen una forma bien siniestra para ver el terror, porque es un terror que de verdad te aterra, algo que tú sabes que no existe, pero que te angustia al pensar como sería la vida si cosas como esas realmente ocurrieran.
A través de metáforas nos muestran los miserables que pueden llegar a ser los sentimientos humanos, por lo cual a veces debemos darnos cuenta de que es posible temer a nuestras acciones cuando no hay control...
:S
Bueno, ahora me voy a dormir
Que estes muy bien, Nos vemos!
Saludos
Alma

FabricioRebatta dijo...

Hola Derzú.Espero encontrar esa película. En mi blog comenté algo del festival la noche de los cortos. Saludos.

Carlinhos Brown dijo...

hola es mi primera vez visitandote que buen blog sobre el CINE, visita mi blog porfa...

soy Mexicano, te vi en el blog de CINE CON DENIZ,,,saludos

Alvaro G. Loayza dijo...

La película de Shindo es excelente. Su aguda observación sobre la naturaleza humana y como las relaciones estables siempre pueden ser trastornadas por un tercero, la atenta descripción sobre el poder del deseo y la envidia y tantas otras cosas hacen de éste filme una obra muy poderosa dentro del cine japonés de todos los tiempos, pese a que Shindo no sea tan considerado como Kurosawa, Mizoguchi o Ozu.
Saludos desde La Paz, Bolivia!!!

Anónimo dijo...

Pues la ¨vieja¨ no está de mal ver. Puede que las orientales no sufran de la fuerza de la gravedad como las occidentales pero en pelotas ambas están muy potables. Fuera coña, excelente película con el mal rollo habitual de las producciones de fantasmas ambientadas en el siglo XVI más largo que ha transcurrido en la historia (si veo películas japonesas de época siempre creo que trancurren en el XVI.. hasta que el fulano saca una pistola o unas gafas).

El Agüelo dijo...

Hola, tal vez peco de comodino, pero en esta entrada no veo el link al archivo de Emule ¿es un problema de mi maquina???
Por que estoy bajando muchas de tus recomendaciones y no he tenido ningún problema, de hecho déjame darte mil gracias por tu blog.
El caso es que no hay el link para Onibaba.
Gracias.