Las manos voraces

Las penurias del pasado se disipaban. En Japón, los analistas hablaban de un “milagro”. Con el amanecer de los sesentas, las nuevas generaciones descansaban del "esfuerzo nacional" matando el rato frente a la TV y el cine. En la pantalla grande ahora cabía lo que en la chica estaba proscrito. Del frondoso cine japonés la rama del erotismo ganó grosor. Los besos estaban permitidos desde algún tiempo atrás, ya era el momento de los azotes. Evidenciando una sexualidad compleja, por decir lo menos, las pinku eigas ofrecían un menú que mezclaba violación, tortura, sadismo y tetas pequeñas. Toda mujer llevaba dentro de sí a una masoquista reprimida. El viril latigazo las hacía libres.

Aquella sociedad apretujada por tradicional rigidez, desahogaba obsesiones a través del cine erótico. Se hicieron miles de películas que empujaron, centímetro a centímetro, los muros de la censura. Pero las fronteras eran sinuosas: se admitían celebraciones de sadismo, pero nunca ni un asomo de vello púbico. La mayoría de estas películas expiraba con la amnesia de la retina, pero hubo un puñado que viajó a las respetadas vitrinas de festivales en Occidente. Eran méritos de jóvenes directores que aprovechaban las livianas condiciones del género para hacer sus experimentos. Obras que discretamente sobrepasaban el formato para dejar entrever los ligamentos de un submundo encaprichado por el placer.

Uno de aquellos directores era Yasuzo Masumura, que navegó a través de una filmografía inhóspita (más de 50 films) y cuyos triunfos arribaron muy tarde en el ojo occidental. Formado en Roma, con maestros como Fellini y Visconti, Masumura regresó a casa sin ganas de neorrealismo, pero dispuesto a romper con el mainstream japonés. Acusaba al cine tradicional de estar distante de la realidad, y al realismo de acorralar al sujeto entre la resignación y la opresión del “ser colectivo”. El objetivo de su cine era rebelarse contra la derrota de la individualidad, mediante la descripción exagerada de las pasiones humanas. En las películas de Masumura los personajes socialmente exitosos están perdidos moralmente, son proclives al egoísmo y la crueldad, mientras que los protagonistas se estrellan de cara en su pasión por la libertad. Una de sus obras maestras, redescubierta décadas después en el Oeste, es “Blind Beast” (Bestia ciega o “Moju”, 1969), precursora de “El Imperio de los Sentidos”(1976), el pinku eiga más conocido en todo el mundo.

“Blind Beast” es un relato elegantemente desquiciado. En un museo, la modelo Aki encuentra a Michio, un ciego que acaricia salaz una escultura de su cuerpo. Un rato después, Aki se siente tensionada y solicita un masajista. Michio suplanta al masajista para entrar en su casa, tocarla por un buen rato y después secuestrarla. Despierta en su extraño taller, un gran salón de cuyas paredes brotan esculturas de bocas, ojos, narices, piernas y tetas. Michio es un escultor obsesionado con modelar el cuerpo de Aki. Ella se niega pero él logra convencerla prometiendo que la dejará libre cuando termine la obra. ¿Pero como puede esculpir un ciego a una mujer? Pues, tocándola detallada y repetidamente. Michio es un lujurioso del tacto para quien la expresión “mano larga” se queda corta. Durante las sesiones, el escultor irá sumergiendo a su modelo en un frenesí epidérmico que motivará los celos de la madre, encubridora de los delirios artísticos de su hijo. Intentando impedir que Aki sea ahorcada, Michio mata a su madre accidentalmente. Ahora a solas, y a pesar que la escultura ya fue terminada, Michio y Aki perderán la cabeza explorando sensaciones de la piel cada vez más extremas.

Sin dejar de ser una película de género, “Blind Beast” se distingue por una propuesta visual minimalista pero de atmósfera exacerbada. La mayor parte de la acción transcurre en el gran “utero” que es el taller, un refugio casi en penumbras que es un santuario a las formas femeninas, pero recreadas desde el punto de vista de un bebé. Sin embargo, la desnudez real en el film, aunque constante, es esquiva a exhibirse. La naturaleza perversa del relato es más una proyección psicológica que una agresión física. Las manos voraces del ciego traducen el cuerpo tenue de Aki en una escultura de formas mucho más voluptuosas.

Mostrar más imágenes de "Blind Beast"












Cómo conseguirla:
En el Emule circula una version de buena calidad.
Por suerte, tambien se encuentran los subtítulos
en español.

Para descargar película:
Enlace eD2k
Para descargar subtitulos: Enlace eD2k

¿Cómo funcionan? Consejos técnicos



8 comentarios:

Fantomas dijo...

Interesante posteo y interesante tu blog en general. Sigue asi como vas. Yo estoy recien empezando un blog acerca del cine en gral. Me seria de ayuda que le echaras un ojo y me dijeras que te parece.

Gracias

Carlitos 7.9 dijo...

Y del viril latigazo a las novelas japonesas 100% lacrimales.

BUDOKAN dijo...

Pero qué gran rareza nos traes en esta oportunidad. Las imágenes son más que alentadoras. Saludos!

hantartico dijo...

hola,
antes que nada muy bueno el blog!
mi nombre es Martín, estoy buscando gente interesada en el cine independiente o no comercial, que tenga ganas de escribir y formar parte del equipo editorial de cinevivo,
si estas interesado mandame un mail a mturnes@cinevivo.com.ar
saludos!
Martín
www.cinevivo.com.ar

troncha dijo...

Por supuesto que anoto esta película para intentar visualizarla, muy original el planteamiento.

Saludos...

peces y minotauros dijo...

cuantos pezones.y
que reales.p
ensé en el director de arte y luego en en cuerpo lleno de pezones y como seria la fantasia mas loca de un infante hambriento. luego pense en los acentos que no coloco. y como un cuerpo lleno de pezones se parecia a una imagen que alguna vez vi de job en un libro para niños, cuando le toco sufrir tener el cuerpo cubierto de llagas.

excepto que los pezones no son un castigo del dios de job. y si si lo fueran seria un dios con un sick sense of humor como le gusta decir a depechemode.

3dx dijo...

excelente película, gracias por la recomendación.

Logré bajarla por torrent, ya que el Emule anda medio lento ultimamente, este torrent cuenta con los subtítulos al español.

http://www.mininova.org/tor/370253

Saludos

Daguerrotipos dijo...

Fantástica y perversa obra maestra.
También nosotros la hemos reseñado:
http://daguerrotiposyotroscines.blogspot.com/
Un saludo.